Guía práctica para el cuidado de Neocaridinas en cautividad

Las Neocaridinas provienen de Asia. Es una especie proveniente de los ríos de Taiwán y Hong Kong y entre las subespecies salvajes encontramos la Palmata y Davidi.

Las derivaciones coloridas de las especies salvajes empezaron a comercializarse en Japón en el 2004 y hoy en día se comercializan en todo el mundo.

Variedades existentes de Neocaridinas

Los cuidados de las gambas Neocaridinas son simples si acostumbramos a nuestros cambios de agua a completar unos parámetros requeridos para la vida y la muda de nuestras gambas.

El exoesqueleto de las Neocaridinas cumple funciones importantes, como proteger las partes blandas de la gamba y ayudar a sus músculos a moverse. Al igual que un esqueleto, la piel de las gambas se compone de carbonato cálcico y por ello es importante tener el kH y el gH correcto. La muda nos indica que nuestras gambitas crecen con salud y con disposición de aparearse. Las hembras, esparcen feromonas al cambiar de piel e indican a los machos que están preparadas para criar.

Exoesqueleto de gambita

En cuanto a la alimentación de las gambitas hay tanta variedad como especies. Las gambitas son alguívoras, detritívoras, insectívoras, carnívoras, pero especialmente carroñeras. Una gambita no tiene instinto de depredación, exceptuando a la alimentación de microfauna que se encuentra entre las plantas. A una Neocaridina, la podemos encontrar en la superficie de nuestro acuario, alimentándose de proteína que compone la capa de ¨biofilm¨ o incluso en el sustrato comiendo larvas de mosquito anteriormente congeladas.

Mi recomendación en cuanto a la alimentación es utilizar variedad de alimentos y escasez en cuanto a las dosis diarias.

Un ejemplo de alimentación variada para nuestro acuario con una población de 30 gambitas en un acuario de 30 litros sería:

  • Día 1: 1 ml de larvas de mosquito rojo. 
  • Día 2: 2 rodajas de calabacín sin piel y hervidas durante 10 minutos.
  • Día 3: ayuno.
  • Día 4: 3 hojas de espinaca hervidas durante 2 minutos. 
  • Día 5: 3 Stikers de alimento completo para gambitas.
  • Día 6: 2 pastillas de espirulina.
  • Día 7: ayuno.
Alimento en stiker para gambitas

En cuanto a los parámetros del agua para mantener a las gambitas Neocaridinas son más variables que en las gambitas Cardinas, pero cómo lo más probable es que usemos sales para equilibrar esos parámetros, la dificultad acaba siendo muy parecida entre Caridinas y Neocaridinas e igual de fácil en cada una de las razas.

Las Neocaridinas requieren:

  • Un pH de entre 6 y 7.5
  • Un gH entre 3 y 4
  • Un kH de entre 8 y 10. TDS entre 180 y 400, siendo el óptimo de 220ppm.
  • Temperatura entre 16º y 26º, siendo la óptima de 21º.

*Mi recomendación para no complicarse en cuanto a los parámetros de nuestro acuario, es utilizar unas sales de calidad que no dejen mancha de salitre en la superficie, cómo son las sales de Salty Shrimp gH+kH y un medidor TDS para no tener que comprobar constantemente el kH y el gH de nuestro acuario.

El Comportamiento de las Neocaridinas se puede describir cómo pacífico, aunque en época de cría donde los machos nadan de extremo a extremo del acuario, sí que se puede apreciar un cierto acoso hacia los peces, con el objetivo de someterlos a una distracción para lograr que no se percaten de la existencia de las crías de nuestros crustáceos.

En cuanto a mi experiencia debo decir que los únicos peces compatibles y totalmente respetuosos  con las crías son las especies Rásbora Briguittae o mosquito y cualquier especie de Otocinclus.

Los caracoles también pueden ser un buen compañero, pero hay que tener en cuenta que el caracol Helena, se puede alimentar de los cadáveres de nuestras gambas, pero en libertad no es un depredador para ellas.

Comúnmente se cree que la microfauna de nuestros acuarios, puede afectar a nuestras gambas, especialmente las Planarias. Después de investigar el comportamiento de las Planarias, he de decir que son totalmente carroñeras.

Por último, recomiendo usar ajo como alimento para nuestras gambitas con el fin de prevenir un gran número de infecciones parasitarias producidas por bacterias y distintos tipos de microfaunas y que pueden afectar drásticamente a nuestras gambitas.

Neocaridina con la enfermedad de Scutariella Japónica, producida por un parásito llamado Thelohania

Espero que hayas disfrutado leyendo este artículo y que sea de utilidad en el cuidado y reproducción de tus gambitas.

¡¡Un saludo y nos vemos en p3ces.es!! 😉

Categorías

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *